“Habrá referéndum de unificación en Irlanda en una década”

Peter Shirlow.

Nacido en un barrio protestante en la época más violenta de The Troubles, casado con una mujer católica y testigo del proceso de paz, Peter Shirlow está considerado como uno de los máximos expertos en Irlanda del Norte.

A sus 51 años, desde el observatorio del Instituto de Estudios Irlandeses de la Universidad de Liverpool, el autor de libros como ‘Belfast: segregación y violencia’ y ‘¿Se pueden abandonar los conflictos históricos?’ ve con relativo optimismo el futuro de la isla y vaticina un referéndum de unificación en una década.

¿La despedida de Gerry Adams, precedida de la muerte de Martin McGuinness, es el final de una época? ¿Estamos ante nuevo capítulo en la historia turbulenta del Sinn Féin?
El Sinn Féin ha crecido y ha dejado de ser un patido marginal para convertirse en una fuerza en el centro de la política irlandesa. Mientras el IRA estuvo activo, sus perspectivas electorales eran escasas, pero eso cambió después del alto el fuego de 1994. De alguna manera, el Sinn Féin estaba dentro del IRA, pero al final ocurrió que el IRA fue absorbido por el Sinn Féin. La adopción de una nueva estrategia significó que mucha más gente se sintió atraída por el partido. Para seguir creciendo y convertirse en un partido aún mayor, el Sinn Féin tiene que dejar definitiva atrás su pasado.
¿Seguirá llevando Gerry Adams el volante o Mary Lou McDonald ocupará el asiento del conductor?
Mary Lou será la líder. El partido está centralizado, pero creo que ella será capaz de imponer su estilo de liderazgo. McDonald no tuvo conexión con el IRA en el pasado y además es de Dublín, y no del bastión tradicional del Sinn Féin en Belfast. Su principal objetivo será consolidar el partido en la República de Irlanda, y para conseguirlo está obligada a incorporar nuevas caras e ideas.
Adams ha prometido poner toda su energía en la campaña de unificación. ¿Habrá referéndum?
Lo habrá, efectivamente. Y pienso que será a finales de la próxima década. El cambio demográfico va a propiciar la situación. Los que quieren una Irlanda unida serán posiblemente en 2022 la mayor proporción de los que votan. Pero la mayoría de los que no suelen votar son partidarios de seguir en el Reino Unido y sentirán una motivación para acudir a las urnas. Esa profunda división saltará a la vista en un referéndum. Cabe también la posibilidad de que acabe habiendo una mayoría en el Parlamento a favor de la unidad de Irlanda y que el electorado prefiera seguir en el Reino Unido. En cualquier caso, habrá un cambio constitucional.
¿Hasta qué punto cambia la partida con el ascenso electoral del Sinn Féin en Irlanda del Norte con Michelle O’ Neill?
El relevo generacional explica ese cambio. Pero aunque el Sinn Féin tenga la mayoría con el Partido Laborista, eso no significa que el referéndum vaya a ser inminente. No me parece tan obvio.
¿Y el acuerdo del DUP con la premier Theresa May no puede pasar factura a los unionistas?
No lo creo. El voto unionista es siempre el voto unionista. La cosa va más allá de la simple lealtad política. Es una cuestión de identidad cultural.
¿Acabará pagando Irlanda los platos rotos del Brexit? ¿Existe el riesgo de una vuelta a la frontera dura y una marcha atrás en el proceso de paz?
Si se opta por ‘Brexit duro’, está claro que va a tener que haber algún tipo de control en las aduanas. Pero ningún actor político quiere la vuelta a la frontera dura. Y si así sucediera, las condiciones que desencadenaron la violencia en 1968 ya no se dan. El conflicto irlandés quedó atrás.